El 9 de Mayo el Teatro Coliseum se viste de gala con la voz de Dulce Pontes

Dulce Pontes es, sin duda, una artista ecléctica con un infinito abanico de registros vocales y unas increíbles condiciones artísticas; con formación clásica y grandes inquietudes culturales que la han llevado a recorrer el mundo colaborando con los más grandes artistas de diferentes latitudes.

Dulce ha querido hacer un homenaje a los que han sido algunos de sus principales referentes musicales como son la gran maestra, Elis Regina -que es la cantante con la que más se identifica-, junto con la gran Amália Rodrigues, su gran referente en el género portugués por excelencia, el Fado. Por último, y como no podría ser de otra manera, Dulce también hace un guiño al que ha sido su gran maestro, mentor y, por encima de todo, amigo: el gran compositor, Ennio Morricone.

Canciones llenas de fuerza, danza y sensualidad que Dulce Pontes trae a su terreno con inmenso respeto y responsabilidad en este espectáculo en el que estará acompañada por el cubano, Yelsy Heredia (considerado el mejor contrabajo de su generación y colaborador habitual del gran Chucho Valdés), el portugués, Luis Guerreiro (considerado una de las mejores guitarras portuguesas) y el también cubano, Sergio Fernández (piano).

Foto: Rodrigo Mena Ruiz

Considerada una de las mejores artistas dentro del panorama musical portugués, Dulce Pontes ha colaborado con artistas como Ennio Morricone, George Dalaras, Andrea Bocelli o José Carreras.

Artista precoz que se formó en el Conservatorio Nacional de Música de Lisboa, tras formar parte de varios espectáculos de relevancia en su país, representó a Portugal en el Festival de la Canción de Eurovisión en 1991 quedando en octavo lugar, una de las mejores puntuaciones de la historia de Portugal en este certamen.

El álbum Lágrimas dió para mucho más ya que el tema de “Cancâo do Mar” fue usado en Brasil como tema de apertura de una exitosa adaptación en telenovela de una reconocida obra de Júlio Dinis (“As Pupilas do Senhor Reitor”), y, además, luego fue tema de la banda sonora y parte de la trama de la película americana “Las dos caras de la verdad” de Richard Gere (1996).

Lágrimas le siguieron A brisa do coracâo (1995), grabado en directo en el Coliseo de Oporto, Caminhos (1996) y O Primeiro Canto (1999), considerado por la crítica como el más ambicioso y difícil en la carrera de Dulce y en el que se atreve con elementos del jazz en colaboración con María Joâo, Wayne Shorter, Trilok Gurtu y Morelenbaum.

Estamos ante una artista versátil, heterogénea, que no duda en traspasar las fronteras de varios géneros musicales, lo que le ha valido para realizar colaboraciones con artistas internacionales como Cesaria Evora, Caetano Veloso, Marisa Monte, Estrella Morente, Carlos Núñez, Giorgos Dalaras, Stefanos Korkolis, Waldemar Bastos o Eleftheria Arvanitaki.

Esta capacidad vocal y artística sin precedentes la respaldan, sin duda, actuaciones como las del Royal Albert Hall, Arena de Verona, el Auditorio parco della Musica de Roma, el Palacio Mazda de Milán, el Olympia de París y el Salón del Foro Internacional de Tokio que realizó con Ennio Morricone, la del Carnegie Hall de Nueva York o que fuera quien, junto a José Carreras, protagonizara la apertura oficial de la elección de las nuevas 7 Maravillas del Mundo con el tema “One World” (de su autoría) ante la mayor audiencia televisiva de la historia.

<<Desde AfondaresCultura invitamos a Dulce Pontes que se pase por la ventana de nuestra web para hacerle una entrevista más personal y que nos cuente como ha surgido la idea del concierto en el Teatro Coliseum rindiendo homenaje a esos artistazos a los que va a homenajear.>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *