Entrevista a Josean Bengoetxea

<<Entrevistamos a Josean Bengoetxea actor protagonista de la película «Ilargi Guztiak, Todas Lunas» que se mete en la piel de Cándido. También ha realizado estudios de interpretación en Los Ángeles, Madrid, Sevilla, entre otros. Ha participado en diversos seminarios interpretativos desde mediados de los años ochenta. También trabaja en cine, teatro y televisión. En 2009, ganó el Premio Chistera al Mejor Actor Masculino en el Festival international du film de Saint-Jean-de-Luz por su interpretación en Ander a la cual guarda un grandísimo recuerdo>>

¿Quién es  Josean Bengoetxea para quién todavía no conozca su trayectoria?

R: Josean Bengoetxea ya es un actor que está cerca ya de mitad del siglo, más que de la juventud. Y nada tiene alrededor de más 50 cortometrajes, y que sigue con la misma ilusión y pasión que con la que empezó.

Comenzó su trayectoria actoral con la película “Yoyes” allá por el 2000 ¿Qué recuerdos guarda sobre esa película?

R: Me hace mucha ilusión, que me preguntes por “Yoyes” porque bueno como largometraje sí que fue lo primero. Fue la primera película, y tuve la gran oportunidad de poder trabajar y de poder trabajar con Elena Taberna que es una mujer, una cineasta a la que admiro y que volví a coincidir con ella tiempo después y muy buenos recuerdos.

¿Desde su primera película hasta estas últimas, que aprendizaje a obtenido durante su carrera?

R: Bueno he entendido que esto es un viaje, un viaje de relaciones también en la que uno aprende a relacionarse con el resto de seres humanos. Y que por encima de lo que uno aprende técnicamente, le sirve para desarrollarse como ser humano, para ser mejor persona eso es lo que me ha dado a mí el cine.

Entre sus últimas películas de “Fuego”, “El Silencio de la Ciudad Blanca” y la mini serie “El Corredor de la Muerte” en 2019 ¿Cómo ha sido grabar la mini serie y la película?

R: Son participaciones especiales en las cuales, no tengo un papel importante son trabajos de los que menos trabajo presencialmente he tenido.

2020 ha sido un año duro debido a la pandemia ¿Cómo lo ha vivido usted y lo vive actualmente a nivel personal y en las grabaciones?

R: 2020 ha sido duro para todos, y sigue siendo porque parece que todavía tenemos algunos coletazos en el 2021. A nivel laboral yo no me puedo quejar, porque no he parado de trabajar. Es verdad que nos pilló en medio de la película que presento ahora de “Ilargui Guztiak Todas Lunas”, y tuvimos parar y que volver a abrirse las compuertas de la esperanza allá por Junio. Pero yo he podido concatenar un trabajo con otro, una serie con otra. Estuve terminando de rodar “El Inocente” una serie que se emite ahora en Netflix, después rodé “Alma”, entremedio una película “Erase una vez Euskadi” que se estrenará en breves espero y ahora estoy en otra para Netflix también por lo que no he parado y he estoy teniendo trabajo a nivel laboral.

¿Cómo ha sido grabar sin poder tocarse como lo hacían en las anteriores películas y series?

R: Se lo podemos preguntar a cualquier persona, pero nosotros en el rodaje teníamos alguna escena en que teníamos contacto físico mínimo pero era importante que se produjera. Y bueno yo creo en un principio había más incertidumbre con esto, pero después hemos tenido más información en cuanto a la enfermedad, el contagio hemos estado muy protegidos y analizados. No hay libertad, pero bueno como no la hay en la sociedad en general.

Cómo bien me comenta llegan Alma y El Inocente ¿Qué me puede contar sobre ellas?

R: Bueno pues «Alma» todavía estar por estrenar, y el «Inocente» se acaba de estrenar y parece que ha tenido bastante éxito. Y Alma yo creo que también lo tendrá, porque bueno son dos producciones en las que han invertido mucho en el equipo técnico, artístico y vamos son de muy alta calidad. Una está recién estrenada y la otra aún pendiente por hacerlo, pero que le auguro un buen futuro y mucho éxito.

En «Ilargi Guztiak Todas Lunas» lo vemos en el papel de Cándido ¿Cómo ha cogido usted ese personaje?

R: Bueno pues es un personaje que es un regalo para mí, un personaje que uno siempre quiere hacer y que está deseando que se le presente la oportunidad de poder disfrutarlo e interpretarlo. Es un personaje que me ha blindado la oportunidad de sentir lo que una cosa tenemos los actores la sensación, el sentimiento de que al acabar un trabajo te sientes que te has vaciado. Yo es lo que he sentido con esta película, que me he entregado y me he vaciado. Y eso viene motivado por la historia, el guión, el director, el equipo pero sobre todo también por la comunicación y la relación que es el regalo que me ha hecho la actriz protagonista Haizea Carneros.

¿Y como ha sido trabajar con Haizea Carneros que se mete en la piel de la que ha cuidado como si fuera su hija Amaia?

R: Pues mira te comentaré que juntos antes de empezar como veníamos del confinamiento, había mucha incertidumbre con toda esta historia de la Covid-19, de las infecciones y todo lo relacionado. No teníamos nadie en la sociedad conocimiento sobre ello, entonces tuvimos que estar confinados 12 o 13 días antes, con lo cual la relación que se estableció fue estrecha. A la hora de ir a rodar, teníamos un 80% del trabajo hecho por ese confinamiento, el vinculo se estableció en el caserío que estuvimos durante 12 días que parecía aquello como un Gran Hermano. Y bueno realmente yo la sentía como una hija, y creo que ella también lo sintió.

¿Cómo siente usted que bien avanzada la película le comenta que ella es un Diablo?

R: Te voy a contar un pequeño secreto y es que todavía no he visto la película, no he tenido la suerte de ponerme en las mejores condiciones para verla. Yo aparte de ser actor, soy un buen espectador y quiero verla en la mejor de las condiciones y hasta ahora no he podido hacerlo.

Entonces eso provoca muchas emociones en Cándido porque bueno toda esa sociedad está muy influida fuertemente por la religión cristiana y todo lo que tiene que ver con Dios, el Diablo y todo esto. Entonces es un tabú, ni si quiera que podamos tener en este siglo, ni en aquella época. Era una zona rural y entonces no se podía hablar sobre ello era un tabú y que una niña pequeña delante de todos se lo dice a Cándido. Provoca una pequeña catarsis en toda la gente, seguramente Cándido algo de esto huele pero no puede asumirlo delante. Necesita un tiempo para reposar toda esta información no.

¿Qué opina usted sobre las leyendas sobre misterios, brujas, diablos que corren por el País Vasco del siglo XIX antes de comenzar la Guerra Civil que es donde se centra la historia?

R: Bueno pues que todo viene influido por lo mismo, por la educación, religión, la superstición. Yo creo que un poco la película intenta desmitificar todo esto no, pero bueno la sociedad, era la sociedad en la  que se vivía. Intentar entender, bueno yo creo que el ser humano siempre tiene ese deseo de transcender, de comunicarse con algo que nunca llegar a entender ni que la ciencia ha podido explicar. Siempre hay una parte espiritual, pero claro cuando alguien se hace dueño y señor de esa parte para hacer lo que quiere en una sociedad pues la manera más evidente es la de hacerlo más violenta si quieres, y creo que también habla un poco la película.

¿Cómo ha sido adentrarse en un vasco cerrado, rural y rodar Todas Las Lunas en vasco?

R: Al final los idiomas que se utilizan en la ficción, también incluyendo el teatro y tal. Son un personaje más, es una manera de darle una identificación, una identidad también y también aporta una necesidad dramática que quizás necesita también la película. Y en este caso la película tengo que buscar conectar con esa parte rural. Los actores que estamos ahí somos vascos parlantes y de alguna manera no pasa lo mismo  utilizando ciertas estructuras, cierto vocabulario que utilizando otro. Hay algo que también ayuda a lo que es el trabajo artístico, en la expresión como a identificarte, a comunicarte con lo que estás diciendo. Al fin y al cabo nuestros personajes son una ficción, el idioma también yo lo entiendo desde ahí, de esa forma, desde otro vestuario, maquillaje que darle al personaje.

¿Y qué tal la experiencia de grabarlo allí en el País Vasco?

R: Bueno es que es allí donde se tiene que rodar, de lo que estás hablando no. En esa tierra que es un personaje en sí mismo, ese entorno tan húmedo, tan desapacible a veces se trasluce no.

Entre todas las series que ha grabado ¿A cuál le tiene especial cariño y porqué?

R: Bueno yo tengo más cariño a las películas y que a la series, si me hablas de series, no sabría decirte porque tampoco soy un gran consumidor de series. Las experiencias que he tenido han sido todas bellas y ricas. Cómo actor ha sido una gozada trabajar este último año a la mano de Javier Paolo, a la mano de compañeros como Marta Belaustegui, Mario Casas y todos los demás compañeros esas son las experiencias que me llevo en general.

Entre todas las películas que ha rodado ¿A cuál le tiene especial cariño y porqué?

R: No es que no quiera elegir, porque tengo la gran suerte de haber participado y trabajado durante estos 32 años en películas que para mí son extraordinarias desde que comencé en “Yoyes” pero por ejemplo “Ander” siempre la llevaré dentro de mí, una película pequeña que fuimos a Berlín y ganamos un premio con ella. Recuerdo “Urte Berri on, amona” que no se ha hablado tanto, por supuesto “Loreak”, “Negociador” para mí es muy importante porque es una comedia gris, pero comedia que es un género que a mí me encanta como actor. “Ilargui Guztiak” que espero que esté entre todas esas y “Campaña” muchas y siempre me dejo alguna de mencionar.

¿Y cómo aborda los diferentes géneros de las películas?

R: Te diré la verdad que yo cuando estoy rodando no soy muy consciente del género que estoy grabando o no quiero saber. Encaro a un personaje en un texto, en un contexto, en un conflicto y el cómo quiero salir de ese conflicto no. Sí hay que añadir alguna estéticamente a nivel interpretativo, alguna particularidad pues ya dejo que me dirijan y que el director me den las pautas correctas. Pero realmente no me ha sucedido, porque ya hecho varios géneros y con los directores con los que he estado, no han generado una línea de trabajo para mí muy clara en este tipo.

Nos comentaba antes también que todavía aún está por estrenar una película que se llama “Erase una vez Euskadi” ¿Qué nos puede comentar sobre ella?

R: No sé cuando la estrenarán pero es una película que está ubicada en la de los 80 y pico. Y basada también en toda la época de la droga y la heroína en la sociedad, pero mirado desde el punto de vista de los adolescentes lo cual es más que interesante.

Por último Josean ¿Qué no puede contar sobre sus próximos proyectos?

R: Pues poquito, ahora mismo me encuentro parado, feliz, tocando el saxofón y esperando que se confirmen un par de cosas que sí que podría ser una serie, una película.

<<Para finalizar la entrevista, desde AfondaresCultura damos las gracias a «Josean Bengoetxea» por su tiempo y dedicación y estaremos atentos a todo su trabajo que está todavía por salir y sobre todo estaremos a esta nueva película que se estrena el 14 de Mayo en Cines «Ilargui Guztiak Todas Lunas«.>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.