Entrevista Rodrigo Costoya

<<Entrevistamos a Rodrigo Costoya autor del libro «El Custodio de los Libros», además de ganar el IX Premio de Novela Histórica de la Ciudad de Úbeda y también es autor de «Portosanto» su primera novela>>

¿Quién es Rodrigo Costoya para quién todavía no conoce su pluma?

R: Como escritor, un buscador impenitente de la verdad oculta, fan de las grandes historias que han quedado olvidadas y explorador incansable de las versiones no oficiales. Sobre todo, de las del bando vencido.

¿Cómo surgió la idea de escribir “El Custodio de Libros”?

R: A raíz de un viejo libro descatalogado que llegó a mis manos. Era un tratado de Historia de un lugar de Galicia, A Pobra do Caramiñal. En él descubrí la historia de un viejo monasterio abandonado, y el traslado al nuevo que efectuaron los monjes. También conocí a Alonso del Espinar, el primero en llevar libros al Nuevo Mundo. Con esos mimbres, y a raíz de mi primera novela, “Portosanto”, fue surgiendo la idea.

El Custodio de Libros ganadora en el IX Premio de Novela Histórica en la Ciudad de Úbeda ¿Cómo ha sido el ganarlo y que repercusión a tenido a nivel personal?

R: Aunque ya había sido sorprendente quedar finalista del Torrente Ballester, fue toda una sorpresa. A nivel personal, lo que más resaltaría es el poder llegar a más gente. Que la gente me lea es lo único que me importa, en realidad. Y Úbeda nos ha facilitado eso. Casi nada.

¿Qué sensaciones tuvo al escribir su primera obra en gallego?

R: Pese a ser cántabro de nacimiento, todo lo que he escrito hasta ahora ha sido en gallego. Posteriormente traduzco a castellano. Cada lengua es un patrimonio de valor incalculable. Creo que debemos poner todo para defender aquellas que se hallan en peligro. Y eso es lo que yo hago, aunque mi lengua materna sea el castellano.

¿Por qué decidió escribir sobre la Galicia, del S. XV?

R: En cierto modo, en esa época Galicia fue uno de los centros del universo. Por ejemplo, en 1467 tuvo lugar la revolución más grande que jamás había conocido el mundo. Y sobre todo, en 1492 fue el primer lugar donde se tuvo noticia del descubrimiento de la ruta al Nuevo Mundo. Tal y como desvelamos en “Portosanto” y también en “El custodio”, no fue casual.

¿Cómo ha sido el adentrarse en el reinado de Enrique IV y enlazarlo con su predecesor dentro de esta historia la cual llega hasta el 1502?

R: Apasionante. Es una buena muestra de que la realidad supera ampliamente a la ficción. Ya el reinado de su padre, Juan II, la presión de sus tíos, los Infantes de Aragón, la figura de Álvaro de Luna, el marqués de Villena, la irrupción de Isabel de Trastámara, la usurpación a Juana… Increíble. Y creo que hemos logrado narrarlo de una forma apasionante.

Imagen de Rodrigo Costoya

Comienza la historia con dos protagonistas Mingos y Baia ¿De dónde provienen los nombres?

R: Mingos es el diminutivo de Domingos, un nombre gallego muy común en esa época. He basado el personaje en un viejo amigo que se llama así. Respecto a Baia, es la patrona de una parroquia de Boiro (una de las localizaciones de la novela). Aparte de ser un nombre gallego precioso, tiene relación con nuestra historia.

¿El Caramiñal tiene algún nexo con su primera novela de la trilogía?

R: Aparte de varias referencias secundarias, es el destino de la primera singladura de nuestro protagonista. No es poca cosa, teniendo en cuenta que esa misma persona acabaría por llevar a cabo la singladura más importante de la Historia de la humanidad, no? Además de todo eso, es un lugar muy especial para mí por muchos motivos

Según avanza la historia, la religión cobra mayor importancia ¿Cómo ha sido documentarse sobre las diferentes posiciones sociales tanto dentro como fuera de la iglesia?

R: Siempre digo que no hago labor de documentación, simplemente leo y buceo cuanto puedo en todas las historias interesantes que me llegan. Respecto a la Iglesia católica de Roma, todo lo que quiero decir está en mis novelas.

¿Siguen existiendo en la actualidad los códices milenarios?

R: Por supuesto, aunque no tan accesibles como debieran… y seguramente, demasiados de ellos en las manos equivocadas. Buena muestra es lo que sucedió hace unos años con el Códice Calixtino.

También es una pena que la biblia hebrea conocida como Biblia de Kennicott, y que debería llamarse Biblia de A Coruña, no sea patrimonio del lugar donde fue elaborada. Aunque la Bodleian de Oxford no sea un mal sitio, por supuesto. Hablamos de esa biblia en “El Custodio”, cuando Ligunde visita esa ciudad y conoce la invención de la imprenta.

Misarela antiguo monasterio de Da Pobra Do Caramiñal ha sido como marco para aguardar los libros sagrados ¿Qué secretos tiene la Misarela que todavía no han sido contados? ¿Y por qué lo eligió como fondo de la historia?

R: Primero, porque la historia del eremitorio es real. Segundo, porque es un lugar especial, rodeado de un entorno que visitan cada año miles de personas sin saber que allí están sus ruínas. Sobre sus secretos… supongo que son las piedras los que tendrán que revelarlos. Yo, por si acaso, visité la excavación arqueológica que se llevó a cabo allí hace unos años y estuve charlando con su director. Una gran experiencia, sin duda. Necesaria para escribir sobre ella.

Como hemos mencionado anteriormente, avanzando dentro de la historia hay varios cambios pero uno de ellos es que aparece la imprenta ¿Cómo ha sido el proceso de llevarlo a cabo?

R: Ese momento es clave en el devenir de la humanidad, al igual que la demostración de la auténtica cosmogonía a raíz del descubrimiento de la ruta a ultramar, primero, y de la primera circunnavegación del planeta unos años después. Por eso suponen piedras angulares en nuestra historia. La eterna lucha entre la luz y las tinieblas. La esencia misma del ser humano.

En aquella España estaban diferentes culturas ¿Cómo ha llevado sumergir dentro de los Muladíes, Mudéjares y Sefardíes entre otras?

R: Una vez más, un aprendizaje apasionante. Yo no hablaría de aquella España, eso sí. Hablaría de un conglomerado de reinos, de una coexistencia entre culturas, religiones, de un baile de tronos que llevó a unificar los diferentes reinos hasta el punto de que toda la península ibérica llegó a estar bajo el mando de un solo rey (Felipe II) pese a ser varias naciones distintas. Creo que falta mucho conocimiento respecto a la evolución de estos territorios para comprender lo que es hoy en día el estado español. Y que sobra fanatismo.

Si tuviera que definirse usted con un personaje de “El Custodio de Libros” ¿Cuál elegiría y porqué?

R: Aunque esta es la de “¿a quién quieres más, a papá o a mamá?” voy a quedarme con Tato. Una persona con síndrome de Down en pleno S XV que demostró que sigue habiendo motivos para confiar en el ser humano. Para creer en un futuro de esperanza. En que la luz resistirá la batalla.

¿Cómo ha llevado y lleva en la actualidad la experiencia de ganar su primer premio literario dentro de una pandemia y la presentación a través de redes sociales?

R: Aunque es un poco frustrante no poder estar con la gente cara a cara, hemos ido capeando el temporal mejor de lo esperado. Respetando todas las normas COVID, y jugando con las fechas en función de las restricciones, hemos llevado a cabo un ciclo de conferencias, una celebración en un gran recinto hostelero (La Galiciana, en Santiago) y alguna que otra presentación. Por lo demás, las redes también permiten llegar a la gente. Ya solo por eso, hay que estar agradecidos de que existan.

El sábado 17 de abril, aunque con aforo muy reducido, celebraremos nuestro primer encuentro con lectores-as de este año. Ni que decir tiene que estamos entusiasmados.

Imagen de Rodrigo Costoya

Por último Rodrigo ¿Qué nos puede contar de sus próximos proyectos?

R: A raíz de Úbeda no han dejado de pasar cosas buenas, la verdad… “El custodio de los libros” va a salir publicada en gallego, con la editorial más importante de Galicia, en noviembre, por ejemplo. También mi primera novela, “Portosanto”, va a salir en castellano con Pàmies para toda España. Será antes, incluso. «En septiembre u octubre. Respecto a la tercera novela, también hay novedades» pero aún no podemos contar nada… «Y tengo la cuarta dando vueltas todo el día en la cabeza». De momento, leyendo, viendo documentales, buscando, esbozando situaciones, dibujando personajes… Todas esas cosas que me hacen feliz.

<<Para finalizar la entrevista, desde AfondaresCultura damos las gracias a «Rodrigo Costoya» por su tiempo y dedicación y estaremos atentos a esa publicación de su nuevo libro que será el final de la trilogía y veremos que pasa con Fray Luis y demás personajes además de los próximos libros que tiene en mente sacar más adelante .>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *