Reseña de La Copa Alejandrina de Fernando Baztán

Argumento:

Monasterio de Piedra, 1491. La investigación de una serie de asesinatos llevada a cabo por el diácono fray Regino y su maestro fray Augusto encierra una trampa que amenazará con inculparles y les llevará a sospechar de todo y de todos. Los poderes fácticos de la realeza, el clero, la Inquisición, las corrientes protestantes y el rabinato judío pugnarán por un secreto al alcance de sus dedos: un mensaje encriptado en unas novedosas partituras de música sacra que revelará el evangelio apócrifo de Nikodemos, hallado en la tumba de San Esteban.

La Copa Alejandrina de Fernando Baztán

Detalles del producto:

  • ASIN‏: ‎ B09VVV7CZG
  • Editorial‏: ‎ Editorial Almuzara (17 marzo 2022)
  • Idioma‏: ‎ Español
  • Tamaño del archivo‏: ‎ 1040 KB
  • Texto a voz‏: ‎ Activado
  • Longitud de impresión‏: ‎ 328 páginas

Sobre el Autor:

Fernando Baztán

Fernando Baztán, hostelero español, es conocido en el ámbito literario por su novela histórica «La conjura de los lobos», con la que logró alzarse ganador del premio Círculo de Lectores en 2013, y que cosechó además unas magníficas ventas para un autor novel: más de 30.000 ejemplares vendidos. Esa misma editorial publicaría más tarde su segunda obra, «El Misterio de los Mil Soles». Vivir en un pueblo tan hermoso como Alquézar, en Huesca, sin duda sirvió para que Baztán se forjara en el amor a la lectura. En su faceta de hostelero es propietario de dos restaurantes, y atesora una biblioteca en casa que cuenta con más de tres mil volúmenes.

Opinión Personal:

El autor nos lleva a un viaje muchos años atrás, la historia comienza en el gran Monasterio de Piedra en Nuévalos en Zaragoza especialmente en el castillo Piedra Vieja. Sin embargo, también nos lleva este thriller al año 27 d.C. hay mucha intriga, mucho vocabulario castellano antiguo, nos llevó a ver palabras de ese lenguaje que muchos desconocemos.

El Monasterio de Santo Domingo de Silos en Burgos, Barrio del Degolladero en Toledo, Palacio Ducal de la casa de Habsburgo en Brujas, la pluma del autor nos lleva también a rememorar y a conocer esos mercados que en la actualidad hacen homenajes. Son parajes en los que perderse a través de la escritura de este libro, conoceremos al inquisidor, los frailes, a los agustinos, al diablo, también nos deja el autor frases que se utiliza en el latín como, por ejemplo: «¡Miserere mei domine abbatem!» (Ten Piedad de mí, Señor Abad), «¡Nobiscum vivt bestia!, (La Bestia vive con nosotros)».

La trama principal es que encuentran a un monje asesinado dentro del Monasterio de Piedra, sin embargo, algunos dicen que era obra del diablo, pero avisaron al inquisidor Cabezamesada, para que estuviera al tanto del asesinato. Fray augusto dudaba de que el asesinado, fuera obra del diablo más bien piensa que ha sido asesinado por algunos de los monjes.

Cito algunos de los párrafos o frases como, por ejemplo: «¡Se os conminó a no tocar el cadáver! -soltó con brusquedad sin levantar sus ojos de legajo de papeles-. ¿Acaso habéis olvidado las directrices de la Santa Madre Iglesia respecto a los óbitos? ¡Sólo los fratres funerarios tienen dispensa para tocar el cadáver y trasportarlo! ¿Sois acaso funerario?»

Con la madre iglesia hemos topado sí ya en años anteriores tomaban decisiones respecto las muertes sucedidas en monasterios, iglesias, conventos ¿Seguirán hoy en día con las mismas directrices? Inclusive ¿Pueden estar también detrás de algunos casos externos y por ende meterse fuera de las paredes de la iglesia? Esto puede ser algunas de las reflexiones que se pueden sacar al principio de la historia.

«Líbreme Dios de oponerme a nuestra Iglesia -respondió fray Augusto con suavidad y un movimiento apaciguador-, pero me pregunto sobre la procedencia de la sangre con la que dibujaron la cruz de san Benito sobre la cabecera de la cama». He aquí una de la respuesta a la pregunta anterior.

Estas son algunas de los párrafos que se pueden sacar de esta lectura que engancha desde el principio, pero dos años antes en el Monasterio de Santo Domingo de Silos en Burgos el autor sabe entremezclar la historia entre el Fray Atanasio, el joven Apolonio y el maestro del coro Castiano de Matalebreras es una historia de amor entre un monje y un estudiante ya en el siglo XV, una historia que lleva a la desdicha más grande que puede haber dentro de la iglesia católica; por eso me pregunto sí trayendo esta historia a la actualidad ¿Cuánto hay de ficticio? ¿Cuánto hay de verdad?

<<Desde «AfondaresCultura» invitamos a «Fernando Baztán» a que se pase por la ventana de Afondar para una entrevista más personal y que nos cuente como ha sido la publicación de «La Copa Alejandrina» y cuáles van a ser sus próximos proyectos>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.