Reseña de La Memoria del Gorrión de Carmen Sanz Lastra

Argumento:

Nina es una joven psicóloga que, embarazada de su segundo hijo, debe guardar reposo debido al estrés por la desaparición momentánea de su esposo, reportero gráfico en la guerra de los Balcanes. Aprovecha entonces la novedad de este tiempo libre para escribir sus memorias y como ejercicio para entender las visiones que la acompañan desde la infancia. Una casualidad la lleva a descubrir una especie de zulo en el sótano de su edificio, donde encuentra una libreta manuscrita con otras memorias, las de un personaje llamado Spatz que, al parecer, vivió en aquel pequeño reducto en los años treinta. Una extraña conexión entre Nina y Spatz va aclarándose durante la traducción de las memorias, cruzando la realidad entre los años treinta y el final de siglo XX en Barcelona y sacando a la luz los vínculos de Spatz con el espionaje nazi en España, durante los años previos al golpe de estado, y con la Ahnenerbe y la búsqueda de objetos sagrados. Todo en la vida de Nina parece haber sido un juego de pistas hasta llegar justo a ese momento preciso; consiguiendo que toda su familia se implique en la búsqueda de referencias reales, no exentas de peligro al remover temas silenciados tan largo tiempo. En esta búsqueda, nada ni nadie acabará siendo lo que parece.

La Memoria del Gorrión de Carmen Sanz Lastra

Detalles del producto:

  • Editorial‏: ‎ Editorial Adarve (14 enero 2022)
  • Idioma‏: ‎ Español
  • Tapa blanda‏: ‎ 268 páginas
  • ISBN-10‏: ‎ 8419151203
  • ISBN-13‏: ‎ 978-8419151209
  • Peso del producto‏: ‎ 388 g
  • Dimensiones‏: ‎ 15.24 x 1.7 x 22.86 cm

Sobre la autora:

Carmen Sanz Lastra
Carmen Sanz Lastra

Badalona, 1963. Vinculada desde su juventud con los movimientos sociales y la cultura alternativa, estuvo dedicada al mundo de la salud como terapeuta, profesora y bloguera, llegando a publicar pequeños manuales de salud natural. Lectora impenitente y aficionada a la historia desde su visión más crítica, vuelve, en plena madurez creativa, a su vocación primera, retomando la escritura. Es esta su primera novela, con la que llega a ser finalista del VII Premio Hispania de Novela Histórica.

Opinión Personal:

Nos encontramos ante la tercera obra de esta autora catalana, una obra en la que nos traslada a la Barcelona del año 1998 cuando Nina la protagonista se encuentra esperando su segundo hijo. Mientras guarda el reposo de la espera del nacimiento del nuevo bebé, comienza a escribir un cuaderno que le regala su marido Manuel. En la primera parte del libro nos rememora los días actuales mientras va creciendo su segunda hija Clara y a la vez nos lleva al pasado, ese pasado que nos detalla su juventud, su enamoramiento con Manuel, y sus historias de cuando quiso coquetear con la política y por supuesto el nacimiento de su primer hijo Arnau. Pero, además Carmen nos describe muy bien la Barcelona de finales del siglo XX, una Barcelona distinta a la del siglo XXI, también encuentran en el nuevo piso un zulo en el que descubren varias cosas escondidas, «tesoros cómo ellos lo llaman», tras dejar los porteros la portería del edificio.

Para quién no crea en las casualidades en la segunda parte encuentra el cuaderno de Spatz qué Nina decide llamarlo así, para que no se vuelva loca en un intento de ordenar todas esas ideas. Cito un extracto del libro «Me permito contar tu historia a través de mis ojos, o más bien de lo que veo en mi cabeza. No sé si podré seguir viendo a través de ti, o si lo de hoy quedará en anécdota. Contaré lo que me vayas enseñando si no acabo de volverme loca en el intento». Así comienza la historia de Spatz, «Sé que hablabas alemán y vivías y posiblemente trabajabas en esta especie de zulo secreto en los años treinta. Eras un fugitivo escondido de la justicia, tal vez un espía o simplemente tenías un jefe absolutamente tirano».

Pero conforme van pasando los días, celebran el nuevo año 1999 y a las puertas de cambio de siglo y del nuevo año 2000. Nina nos sigue narrando las aventuras de Spatz, quién descubre su verdadero nombre Wilhelm Wildgrube por lo que nació también en el 1870 y tras las muertes de sus padres se tuvo que criar con su tío Alfred. La autora también nos traslada a la Alemania de 1910, con el comienzo de la segunda guerra mundial, nos nombra a Hermann Müller.

Además, nos describe la caída del negocio del tío, quién después ve salida con el Wolframio que va el revestimiento de las bombillas por lo que nos describe la caída de acciones tras comenzar la gran guerra. Por tanto, Carmen nos facilita una historia llena de intriga, de historia, de conexiones entre el presente y el pasado, nos habla de la Barcelona del 1998 y 1999 y también de la Alemania de 1930 por lo que supone un regreso al pasado lleno de aventura.

<<Desde AfondaresCultura invitamos a «Carmen Sanz» a que se pase por la ventana de Afondar para una entrevista más personal y que nos cuente como ha sido la publicación de «La Memoria del Gorrión» y cuáles van a ser sus próximos proyectos>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.